Tu necesidad de conseguir más…eso que te hace sufrir

Tu necesidad de conseguir más…eso que te hace sufrir

17 enero, 2019 0 Por Toñi

Quiero más de esto…quiero más información…quiero más seguidores…quiero más ventas…quiero más amor…quiero una relación más perfecta…quiero una mejor casa, un mejor coche, una mejor vida…

Quiero un cuerpo más bonito…más definido…más fibrado…quiero más perfección…

Quiero quitarme esta ansiedad…quiero quitarme este michelín…quiero tener más dinero…quiero ser más poderoso…

Quiero ser más productivo…quiero tener una vida más plena…quiero entender a mi pareja…quiero sentir otra cosa por mi pareja, sentir otra cosa por mis padres…

Quiero tener más amigos…quiero ser más reconocido…quiero ser más escuchado…quiero que me tengan más en cuenta…

Quiero ser más de esto…quiero ser menos de lo otro…quiero que esa persona se vaya de mi vida…quiero que esta otra venga a mi vida…quiero que mi vida sea de una manera determinada y no de esta…

¿Os dais cuenta en la vorágine de deseos que estamos inmersos en el día a día?

¿Os dais cuenta que desde todas esas necesidades vais en busca de vuestra zanahoria con un estado de necesidad, estress y tensión?

¿Os dais cuenta como nos han metido en la cabeza todo lo que necesitamos para ser felices para que sigamos consumiendo más y más y que cada vez estemos más insatisfechos?

¿Os dais cuenta que el poder de la satisfacción y de la felicidad lo tenemos en vuestras manos?

¿Os dais cuenta que muchas veces coméis por insatisfacción, de tener una vida que no os complace como os han hecho creer que debe ser?

Vamos tras la zanahoria que creemos que cuando tengamos nos hará felices…pero,  ¿como podemos saber si nos hará felices, si nunca hemos tenido esa zanahoria o cuando ya la tenemos vamos en busca de otra?

Cuando te das cuenta de la cantidad de pensamientos que tienes de insatisfacción con tu presente, te das cuenta de lo poco que has amado tu vida tal y como es ahora…y ahora…es lo único que tienes… el resto, es deseo…es pensamiento…es la zanahoria que te has puesto en tu imaginación.

Un abrazo y gracias por haber leído hasta aquí, y si no lo has hecho, también gracias.

Toñi